¿Por qué no me besa mi pareja?

Si tienes esta duda ¿Por qué no me besa mi pareja? te contamos las razones pero tienes que saber que los besos son el lenguaje del amor, a través de los mismos se pueden trasmitir las emociones más grandes e intensas, sin necesidad de pronunciar ni una sola palabra.

Los besos son una especie de diálogo físico con la otra persona mediante el cual se comunican sentimientos.

Por qué no me besa mi pareja

Así como los besos comunican amor, deseo y cercanía, la ausencia de los mismos en una pareja también trasmite un mensaje que muchas veces se traduce en desgaste de la relación, costumbre, falta de interés, desamor o hasta en infidelidad.

¿Por qué no me besa?

Es común que durante el noviazgo lo besos sean continuos y no necesariamente preceden al sexo. En esa época mágica de enamoramiento en la cual nos sentimos en las nubes un simple roce de labio a labio se convierte en una experiencia intensa y hasta inolvidable.

Sin embargo, si algo ha cambiado aquí puedes descubrir qué puede estar sucediendo:

Los efectos de la rutina

Con el tiempo el nivel de intensidad que tienen las parejas, disminuye y ya no son tan frecuentes los besos, ni los gestos de amor, cariño o gestos atentos.

Cuando las parejas se casan o deciden vivir juntas, la cotidianidad, las responsabilidades y en algunos casos la llegada de los hijos, hacen que cada vez exista menos espacio para el romance y privacidad en la pareja. Por ello es común que las mujeres con relaciones de pareja de larga duración se quejen por falta de atención, detalles, caricias y besos.

Es hasta normal que esa pasión desbocada que se sentía al principio por la persona amada vaya en descenso, después de un tiempo viviendo juntos, compartiendo responsabilidades, gastos y deberes domésticos.

Es allí cuando la relación cae en la rutina, y muchas veces damos las cosas por hechas, y pensamos que la pareja ya sabe que la queremos y la amamos y no tenemos ni que decirlo, ni demostrarlo.

Se considera que la rutina es un veneno y obstáculo para el crecimiento del amor. De repente, dejamos de darle a la pareja, el beso de despedida antes de irnos a trabajar o el beso cuando la volvemos a ver después de la jornada de trabajo.

Es allí cuando se inicia el declive del deseo y la pasión de la pareja y al no activarse la comunicación emocional de dicha relación, comienza el desgaste hasta un punto en que se vuelve irreversible.

Dificultad para demostrar amor o cariño

La educación y crianza en la niñez afectan la manera en que las personas demuestran su amor o interés por otro, de allí que existan personas que no suelan decir “te quiero”, “te amo” o no suelen tener gestos cariñosos con los demás como besar o abrazar.
De hecho en la pareja siempre hay uno de los dos que es más cariñoso y efusivo que el otro, así como siempre uno de los dos suele buscar primero la reconciliación después de un pleito.

Si tu pareja tiene dificultad para demostrar sus sentimientos a través de caricias y/o besos probablemente no haya nada de que preocuparse, solo es cuestión de hablar y de enseñarle que expresarlo no tiene nada de malo, ni es tabú, ni demuestra debilidad o falta de carácter.
Personas que han sido criadas estrictamente, a las que se les ha sesgado la educación con patrones machistas, pueden presentar este tipo de conductas y es allí cuando debemos decidir si luchar por ayudarlos a demostrar sus emociones o si debemos terminar la relación.

Existen estudios que confirman, que dependiendo el estilo de crianza en una persona, puede afectar de manera positiva o negativa, a las relaciones de pareja que tendrá posiblemente a futuro. Esto se debe a que las figuras parentales son nuestro primer referente como modelo en una relación amorosa.

Por lo tanto, el padre es el primer modelo perceptivo que tenemos de lo que es ser un hombre y cómo expresa sus emociones amorosas con su mujer, es decir, nuestra madre, y ésta a su vez, nos refleja el primer modelo que tendremos de la figura femenina y sus comportamientos afectivos.

Por eso, cabe mencionar la importancia que tiene la influencia de nuestros estilos parentales en nuestras relaciones amorosas.

No me besa durante el sexo

La falta de los besos durante una relación sexual no necesariamente ocurre en parejas que tiene 20 años juntos, si no que se da incluso en relaciones que no superan los 5 años. No significa que no exista actividad sexual, es que simplemente el beso pasa a un segundo plano.
Los besos y los juegos de coqueteo previos son el comienzo de un buen sexo. Psicólogos y sexólogos, mencionan que éstas conductas son muy favorecedoras y saludables, ya que garantizan relaciones sexuales más satisfactorias y duraderas.

Son varias las razones por las cuales tu pareja no te besa antes o durante el sexo, como por ejemplo la pérdida de la pasión o la disminución de la líbido, por situaciones derivadas del estrés cotidiano. El sexo se convierte en algo meramente mecánico.

Aquí la explicación y los mejores conejos para que sepas como conquistar de nuevo a tu novio o marido

Responsabilidades cotidianas

La llegada de los hijos también cambia la dinámica de las relaciones de pareja, pues se pierde intimidad. Existen hombres que pierden el interés sexual en su pareja después que estas se convierten en madres, y ni siquiera se atreven a besarlas delante de los hijos porque lo consideran inapropiado.
En otros casos los problemas y discusiones cotidianas de la pareja, los van alejando tanto física como emocionalmente, convirtiéndose en una especie de contrincantes que comparten responsabilidades.

Este punto es peligroso, no simplemente porque se puede acabar la relación, si no porque cuando la pareja está en estas situaciones pueden aparecer terceros que ofrezcan la chispa, la ilusión y la pasión perdida en la pareja, creando en algunas ocasiones una falsa percepción de la realidad que se configura con una infidelidad.

Es importante mencionar que todo lo que se relaciona con la pareja, las decisiones son de dos. Si existe voluntad, disposición y sobretodo si existe amor de parte de ambos es posible salvar la relación y lograr revivir la pasión. El primer paso siempre es empezar por decirse cosas positivas, recordar aquello que los unió al principio, realizar actividades que le causen placer a ambos y consentirse el uno al otro.

Finalmente, los motivos por el cual tu pareja no te besa son diversos, teniendo en cuenta principalmente que uno de los fundamentos básicos por el cual no lo haga tenga que ver por lo acostumbrado que esté, de acuerdo a lo que haya vivido en su infancia junto a sus padres.

Sin embargo, puede que no todo esté perdido, ya que si detectas y entiendes bien las razones puedes llegar a revertir la situación, recuperando así la chispa del amor y la pasión.

Lo más reciente en Relaciones de pareja:

poliamor america latina
¿En qué país vives? Brasil, Ecuador, Argentina o México, en todas las naciones de habla hispana existen grupos poliamor organizados en Facebook y si aun no te has sumado a tu comunidad es tu oportunidad para hacerlo, ¡conócelas! Por si no lo sabias, el poliamor esta muy extendido en América ...
Leer Más
Significado soñar con que estás embarazada
Para algunas mujeres soñar que estás embarazada puede ser motivo de una alegría incontrolable, para otras quizás resulte un tema más bien perturbador de acuerdo al estado actual en que se encuentre su vida. La interpretación de los sueños realmente nos resulta apasionante y si recuerdas con precisión tu sueño ...
Leer Más
Aceptación social tiene el poliamor
La una de las primearas dudas o preguntas que tenemos cuando nos interesamos por el poliamor, es saber qué aceptación social tiene el poliamor, una cosa, que ya te digo es bastante nuevo. Tienes que saber que en la sociedad que vivimos hoy en día, una gran parte de las ...
Leer Más

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *